a2 no se devalĂșa

Retos y más retos, esa puede ser la frase más corta que pueda definir nuestras perspectivas 2010. El panorama descrito en la víspera de la Navidad 2009 nos dejaba un escena rioinflacionario, con más controles fiscales, y más complejidad en la economía nacional.

El alba de 2010 incrementó estas expectativas y hacen mucho más cuantiosa la necesidad de que toda la familia a2 Softway cierre filas en pro de nuestros intereses. No debemos cegarnos por la devaluación de la moneda; no podemos pensar que la caída del valor real del Bolívar, sea interpretada como la duplicación de nuestros ingresos por cobro de asesorías, soporte o venta de licencias. Todo lo contrario. Tendremos este año riesgos que no percibimos en nuestras proyecciones. La caída del valor real de los ingresos de los venezolanos nos pone a las puertas de un mercado que tendrá una recesión galopante. Menos ventas, son sinónimos de menos inversiones para muchos de nuestros clientes, que en su mayoría son microempresas.

Si no adecuamos nuestra oferta, si insistimos en incrementar los cobros, sin respetar la política interna de ajustes semestrales, seguramente vamos a acelerar la salida de muchos de nuestros distribuidores del mercado. Al no vender, caeremos en el riesgo de no crecer en un año que si bien será duro, no dejará de tener oportunidades.

Lejos de ser pesimistas ante el panorama que se avecina, debemos ser proactivos. Entender el entorno será la primera tarea que tendremos todos en a2 para adecuarnos aún más a nuestro mercado.

La primera oportunidad que está a la vista surge de la misma coyuntura actual del país. Por una parte el establecimiento de distintos tipos de cambio hará necesaria el perfeccionamiento de los sistemas de cobranza, compras y manejo de inventarios de muchos clientes. Estos ajustes serán vitales para las compañías, pues los mecanismos de recaudación fiscal serán más minuciosos dado el interés del Ejecutivo Nacional de tener flujo de caja en un año electoral. No olvidemos que la mitad del presupuesto nacional depende del cobro de impuestos.

A esta variable fiscal y financiera deberá sumarse la obligación que tendrán, por disposición de la Conalot, todas las empresas loteras deincorporar impresoras fiscales en sus procesos. Un universo amplio de pequeñas empresas que duplicarán el mercado de ventas de estos equipos. Los dos escenarios comentados tendrán como contexto un país que vivirá en 2010 el racionamiento eléctrico. Muchas empresas adecuarán sus horarios, otras deberán hacer profundos ajustes en sus inventarios, sobre todo, aquellas que tendrán alimentosy productos perecederos.

Habrá sin dudas oportunidades que sólo quienes comuniquen y escuchen ideas podrán aprovechar. No debemos permitirnos equivocarnos, pues la competencia este año será igualmente dura. Somos, por lejos, la casa de software que más aplicaciones vende en el país, y nuestro compromiso y objetivo es seguir siéndolo en los próximos años.

Para este 2010, a2 debe fijarse como meta las 25 mil licencias vendidas. El deseo de triplicar nuestras ventas, lejos de ser un sueño, es una posibilidad que podrá cumplirse a pesar de las coyunturas del país. Lo haremos, siempre y cuando sigamos siendo la familia que hasta hoy hemos sido. Trabajar unidos es nuestro mayor poder; una cualidad que se pondrá a prueba en 2010. ¡Manos a la obra!

Elaborado enero 2010

 

PUBLICIDAD

Panda Security nos habla de seguridad

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD